Ir a contenido

ENLACES PATROCINADOS

-
Foto

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica denuncia la desaparición de 30.000 personas entre 1936 y 1948.

- - - - -

  • Please log in to reply
495 replies to this topic

#21
WHO

WHO
  • Forero
  • 453 Mensajes:

Es que no se puede intentar ser imparcial. Te estoy diciendo que en estos monetos no defiendo ni a unos ni a otros. Porque los dos hicieron mal las cosas.



ajajajajajajaj
  • 0

-

#22
Heracles

Heracles

    ¡Qué grande es contador!

  • Forero
  • 1382 Mensajes:
He venido del trabajo y al ver algunos mensajes cornudos me he partido de risa. :boxing: :sfc:

Desde aquí todo mi reconocimiento y aplauso a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.
:sfc: :clapclap: :clapclap: Para los cientos de personas que empeñan su tiempo en devolver la dignidad a personas demócratas.
  • 0

#23
alexis

alexis

    El faro que nos ilumina

  • Baneado
  • 2742 Mensajes:
ansio que destrozen el cementerio de san fernando buscando las 3 fosas comunes sobre las que se ha edificado nichos.
para que se exhumen los cuerpos y tengan nombre y familiares a quien darselo
  • 0

#24
asegundaelmadriz

asegundaelmadriz
  • Forero
  • 1735 Mensajes:

ansio que destrozen el cementerio de san fernando buscando las 3 fosas comunes sobre las que se ha edificado nichos.
para que se exhumen los cuerpos y tengan nombre y familiares a quien darselo



Y que hacemos con los que estan dentro de los nichos?
  • 0

#25
San Nektario

San Nektario
  • Forero
  • 10001 Mensajes:

ansio que destrozen el cementerio de san fernando buscando las 3 fosas comunes sobre las que se ha edificado nichos.
para que se exhumen los cuerpos y tengan nombre y familiares a quien darselo


Yo ansío que todos tus familiares muertos se encuentren en esos nichos, y que sean destrozados, no descubiertos como debería de ser.

A veces pareces más tonto de lo que normalmente eres, macho.
  • 0

#26
Blanquillo

Blanquillo
  • Forero
  • 14 Mensajes:
4 de mayo
Beato Ceferino Giménez Malla, «El Pelé» (1861-1936)

Texto de L’Osservatore Romano

.

Gitano, el primer beatificado de su raza, conocido familiarmente como «el Pelé», seglar, de la Tercera Orden Franciscana. Tratante de caballerías, hombre cabal y honrado, era muy devoto de la Virgen y de la Eucaristía, generoso con los más necesitados y preocupado por la catequesis de los niños. Le llevaron al martirio en 1936 la defensa de un sacerdote y el empeño en seguir rezando el rosario.

Datos biográficos del Beato Ceferino
(De L´Osservatore Romano, ed. esp., 2-V-97)

Hijo de padres gitanos españoles, Ceferino Giménez Malla, conocido familiarmente como «el Pelé», nació en Fraga (provincia de Huesca), probablemente el 26 de agosto de 1861, fiesta de san Ceferino Papa, de quien tomó el nombre, y fue bautizado ese mismo día.

Como su familia, Ceferino también fue un gitano que vivió siempre como tal, profesando la ley gitana tanto en su formación como en el desarrollo de su vida.

De niño recorrió los caminos montañosos de la región, dedicado a la venta ambulante de los cestos que fabricaba con sus manos. Todavía joven, se casó, al estilo gitano, con Teresa Giménez Castro, una gitana de Lérida de fuerte personalidad, y se estableció en Barbastro. En 1912 regularizó la unión con «su Teresa» celebrando el matrimonio según el rito católico. Comenzó desde entonces a frecuentar la iglesia hasta convertirse en un cristiano modelo. No tuvo hijos, pero adoptó de hecho a una sobrina de su esposa, llamada Pepita, cuyos hijos viven todavía en 1997.

El Pelé dedicó los mejores años de su vida a la profesión de tratante experto en la compraventa de caballerías por las ferias de la región. Llegó a tener una buena posición social y económica, que estuvo siempre a la disposición de los más necesitados.

Acusado injustamente de robo y encarcelado, fue declarado inocente. El abogado que lo defendía dijo: «El Pelé no es un ladrón, es san Ceferino, patrón de los gitanos».

Sumamente honrado, jamás en los tratos engañó a nadie. Por su reconocida prudencia y sabiduría, lo solicitaban payos y gitanos para solucionar los conflictos que a veces surgían entro ellos. Piadoso y caritativo, socorría a todos con sus limosnas. Fue un ejemplo de religiosidad: misa diaria, comunión frecuente, rezo cotidiano del santo rosario. Aunque no supo nunca ni leer ni escribir, era amigo de personas cultas y fue admitido como miembro en diversas asociaciones religiosas: Jueves eucarísticos, Adoración nocturna, Conferencias de San Vicente de Paúl y Tercera Orden Franciscana. Le gustaba dedicarse a la catequesis de los niños, a quienes contaba pasajes de la Biblia y les enseñaba las oraciones y el respeto a la naturaleza.

Al inicio de la guerra civil española, en los últimos días de julio de 1936, fue detenido por salir en defensa de un sacerdote que arrastraban por las calles de Barbastro para llevarlo a la cárcel, y por llevar un rosario en el bolsillo. Le ofrecieron la libertad si dejaba de rezar el rosario. Prefirió permanecer en la prisión y afrontar el martirio. En la madrugada del 8 de agosto de 1936, lo fusilaron junto a las tapias del cementerio de Barbastro. Murió con el rosario en la mano, mientras gritaba su fe: «Viva Cristo Rey». Juan Pablo II lo beatificó el 4 de mayo de 1997, y estableció que su fiesta se celebre el 4 de mayo.
  • 0

#27
alexis

alexis

    El faro que nos ilumina

  • Baneado
  • 2742 Mensajes:
y que me dices de los capellanes de campaña o los que participaron por ejemplo en el asalto a la ciudad universitaria.
no me valen eso , no fue una guerra santa y punto , y si los curas dieron mucho porculo porque de ayudar al pueblo 1 mojon como una catedral.
estaban implicados en denuncias sobre todo y demas asi que no me vale , tan asesinos fueron los que participaron en el golpe de estado como los que lo subvencionaron y dieron validez.
  • 0

#28
WHO

WHO
  • Forero
  • 453 Mensajes:
Imagen enviada


LA RELACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA CON EL FRANQUISMO

Guerra Civil y religión

Julián casanova

El País, 14 de junio de 2006

"¿Por qué, Señor, has tolerado esto?", se preguntaba recientemente el papa Benedicto XVI tras la visita al campo de concentración polaco de Auschwitz-Birkenau, el mayor complejo de exterminio construido por los nazis, donde se gaseó, desde marzo de 1942, a centenares de miles de hombres, mujeres y niños, la mayoría judíos.

La Iglesia católica española necesitaría hacerse la misma pregunta 70 años después del inicio de la Guerra Civil[. Las imágenes de destrucción que ocasionó la violencia anticlerical en la zona republicana dieron la vuelta al mundo y generaron una corriente de simpatía a favor del bando franquista, mientras que la Iglesia amparó, silenció y ocultó la guerra de exterminio dirigida por los militares sublevados en nombre de la patria y de la religión. Después, feliz y gozosa con todos los privilegios que le proporcionó la dictadura de Franco, nunca quiso saber nada de las víctimas del otro lado y rodeó a sus mártires de una mitología y de un ritual que dura hasta la actualidad. Puede ser el momento de revisar todo eso y de dejar de conmemorar con ceremonias de beatificación y canonización un pasado que poco tuvo de heroico y glorioso.
En los pueblos y ciudades donde fracasó el golpe de Estado de julio de 1936, la Iglesia católica sufrió lo que Isidro Gomá, el primado de los obispos españoles, llamó el "furor satánico", un castigo de dimensiones ingentes, devastador. Quemar una iglesia o matar a un clérigo es lo primero que se hizo en muchos lugares tras la derrota de la sublevación. Más de 6.800 eclesiásticos, del clero regular y secular, fueron asesinados y una buena parte de las iglesias y santuarios fueron incendiados, saqueados o profanados, con sus objetos de arte y culto destruidos total o parcialmente.

La Iglesia siempre ha querido demostrar la justicia de sus posiciones y actitudes a causa de ese anticlericalismo atroz. No fue ese "odio satánico", sin embargo, el que puso a la Iglesia y a los católicos al lado de los militares rebeldes. Reforzó, eso sí, su posición, pero no la originó. La Iglesia habló y actuó desde el primer disparo rebelde, se alineó sin rubor con el golpe militar, que celebró, con las masas católicas, como una liberación, pidió la adhesión a él frente al "laicismo-judío-masónico-soviético", una expresión ya utilizada entonces por el obispo de León José Álvarez Miranda y convirtió la Guerra Civil en una "cruzada religiosa".

Por otro lado, la complicidad del clero con el terror militar y fascista fue absoluta y no necesitó del anticlericalismo para manifestarse. Desde Gomá al cura que vivía en Zaragoza, Salamanca o Granada, todos conocían la masacre, oían los disparos, veían cómo se llevaban a la gente, les llegaban familiares de los presos o desaparecidos, desesperados, pidiendo ayuda y clemencia. Y salvo raras excepciones, la actitud más frecuente fue el silencio, voluntario o impuesto por los superiores, cuando no la acusación o delación. La violencia de los militares sublevados era legítima porque "no se hace en servicio de la anarquía, sino en beneficio del orden, la patria y la religión", declaró ya el 11 de agosto de 1936 Rigoberto Doménech, arzobispo de Zaragoza, cuando todavía no podía conocerse el alcance del anticlericalismo.

La persecución anticlerical convirtió a la Iglesia en víctima, la contagió de ese desprecio a los derechos humanos y del culto a la violencia que desencadenó el golpe de Estado y malogró cualquier atisbo de entendimiento entre los católicos más moderados y la República. Entró en juego la intransigencia más atroz. Y aunque la violencia anticlerical cesó muchísimo antes que la que el clero apadrinaba, la Iglesia, por arriba y por abajo, rechazó la mediación o cualquier salida a la guerra que no fuera la rendición incondicional de los "rojos", es decir, la misma que reclamaban todos los generales rebeldes con Franco a la cabeza. La mediación era "absurda", porque "transigir con el liberalismo democrático..., absolutamente marxista, sería traicionar a los mártires", manifestó en noviembre de 1938 Leopoldo Eijo Garay, obispo de la diócesis Madrid-Alcalá.

No se traicionó a los mártires porque la victoria del ejército de Franco fue tan incondicional y rotunda como la deseaba la Iglesia católica. La violencia institucionalizada y legalizada por el Nuevo Estado ejecutó a 50.000 personas en los 10 años siguientes, después de haber asesinado ya alrededor de 100.000 "rojos" durante la guerra. Pero la Iglesia no hizo ni un solo gesto a favor del perdón y la reconciliación. Más bien lo contrario. Una buena parte del clero se implicó sin reservas en la trama de informes, denuncias y delaciones que, siempre con el recuerdo de la "Cruzada", mantuvo vivo el funcionamiento cotidiano de ese sistema de terror.

Va a hacer 70 años del comienzo de la guerra y han transcurrido ya más de tres décadas desde la muerte de Franco. La Iglesia católica española pasó ya factura a los "rojos" y vencidos y consumó una larga y cruel venganza. Nada de ejemplar hay para ella en ese pasado. Sería un buen momento para hacer un gesto público, para pedir perdón por bendecir y apoyar aquella masacre de infieles y a la dictadura que de ella emergió. Puede seguir la Iglesia beatificando a sus "mártires de la Cruzada", pero las voces del pasado siempre le recordarán que, además de mártir, estuvo también con los verdugos. Mientras que muchos de esos mártires han sido ya beatificados y la jerarquía eclesiástica reclama que sean elevados a los altares muchísimos más, las familias de miles de republicanos asesinados sin registrar, que nunca tuvieron ni tumbas conocidas ni placas conmemorativas, andan todavía buscando sus restos. Es uno de los legados irresueltos que nos queda todavía de la Guerra Civil. La Iglesia, por un lado, y el Gobierno, por otro, tienen la palabra en este año de recuerdo y conmemoración.

http://www.memoriahi...h...cle&sid=290

Este tema ha sido editado por WHO: 30 December 2006 - 04:34

  • 0

#29
WHO

WHO
  • Forero
  • 453 Mensajes:
Imagen enviada

Imagen enviada

Imagen enviada
  • 0

#30
WHO

WHO
  • Forero
  • 453 Mensajes:
Imagen enviada
  • 0

#31
CAPACHOR

CAPACHOR
  • Baneado
  • 4 Mensajes:
Hay que ver que te gusta una fotito en la que salga gente con el brazo levantado. Que fanatico con los sobacos.
  • 0

#32
alexis

alexis

    El faro que nos ilumina

  • Baneado
  • 2742 Mensajes:

Hay que ver que te gusta una fotito en la que salga gente con el brazo levantado. Que fanatico con los sobacos.



ese era el saludo de los que tu apoyas asi que aplicate el cuento que te han metido un gol por otda la escuadra y te has callao como una puta porque te han dejao sin argumentos
  • 0

#33
CAPACHOR

CAPACHOR
  • Baneado
  • 4 Mensajes:

ese era el saludo de los que tu apoyas asi que aplicate el cuento que te han metido un gol por otda la escuadra y te has callao como una puta porque te han dejao sin argumentos

:clapclap: :clapclap: :clapclap: :hysterical:
A esas fotitos le llamas ungol por la escuadra, eres un cachondo. Esas fotos no es nada nuevo es lo que estais sacando todo el dia los republicanos, es siempre lo mismo. Me gustaria que aportaseis algo nuevo para ver si entra el gol porque este ha rebotado en el trabesaño.
  • 0

#34
Heracles

Heracles

    ¡Qué grande es contador!

  • Forero
  • 1382 Mensajes:
Malefakis, E. El País.
  • 0

#35
Guest_WINDE_*

Guest_WINDE_*
  • Invitados
hola pakirrin :clapclap:
  • 0

#36
Heracles

Heracles

    ¡Qué grande es contador!

  • Forero
  • 1382 Mensajes:

Malefakis, E. El País.

Certero extracto (1) y valiente de un "izquierdoso" (Malefakis) según algunos neo-fascistas.

¿Por qué no se conoce mejor la represión de la posguerra? La principal razón es que se produjo cuando Franco ya estaba en el poder y, por consiguiente, la censura pudo distorsionar o negar por completo los hechos aún más que los que habían sucedido antes de la victoria nacionalista, cuando todavía había otras fuentes de información.

A partir del 1 de abril de 1939, la prensa nacional quedó completamente amordazada y la prensa extranjera abandonó España para trasladar su atención a la Segunda Guerra Mundial, que estaba a punto de comenzar. Tampoco se hicieron posteriormente estudios importantes sobre la represión, dado que la dictadura de Franco los impidió durante casi cuarenta años. Además es un tema deprimente, sin ningún elemento teatral ni de esperanza. Nunca hubo un momento en el que habría sido posible dar la vuelta a las políticas represivas, ninguna persona ni institución que luchara abiertamente contra ellas. Lo único que hubo fue una barbarie unilateral, repetitiva e interminable por parte de las autoridades, y una falta de voluntad de otros elementos de la sociedad -entre ellos la Iglesia- de atreverse a exigir políticas más humanas.




Otro pequeño párrafo (2) que muestra el horror llevado a cabo por los franquistas y sus secuaces.

Según los cálculos más fiables, entre 1939 y 1948 fueron ejecutados oficialmente alrededor de 50.000 españoles que habían sido condenados en consejos de guerra. Esta cifra no incluye las muertes causadas por el hambre, las condiciones sanitarias o el tratamiento brutal de algunos guardias en los campos de concentración y en las apiñadas cárceles del nuevo régimen. Dado que por estas instituciones pasaron centenares de miles de personas, no sería de extrañar que las muertes de este tipo, indirectamente causadas por el franquismo, ascendieran a la tercera parte de los 50.000 ejecutados. Pero no voy a incluir en mis cálculos a las víctimas indirectas y me limitaré a hablar sólo de las que fueron objeto de acciones premeditadas por parte de la dictadura.




Este extracto igualmente valiente (3) va dedicado para los que intenten juzgar a E. Malefakis como un historiador parcial.

La historia sigue demostrando que la izquierda española cometió menos crímenes y errores que la derecha durante el segundo tercio del siglo XX, pero tampoco fue completamente inocente. Sus transgresiones principales -la Revolución de Octubre de 1934, el no haber hecho más esfuerzos por impedir los asesinatos de curas durante los primeros meses de la guerra y Paracuellos de Jarama- ya han sido mencionadas. Pero existieron más matanzas incontroladas, de menor envergadura que la de Paracuellos. Y no hemos mencionado en absoluto los lamentables errores políticos de la izquierda que contribuyeron de forma indirecta al estallido de la Guerra Civil.




En fin, lean señores (como bien decía un cartel de la propaganda republicana), lean este breve reportaje.

Este tema ha sido editado por Heracles: 01 January 2007 - 23:52

  • 0

#37
alexis

alexis

    El faro que nos ilumina

  • Baneado
  • 2742 Mensajes:
cuantas muertes por parada cardiaca se firmaron por aquella epoca eh?
miticas las caidas por las escaleras
  • 0

#38
Heracles

Heracles

    ¡Qué grande es contador!

  • Forero
  • 1382 Mensajes:

Malefakis, E. El País.

Me cito a mí mismo, y por tanto insto a la lectura, una vez más, de este enorme reportaje de E. Malefakis.
  • 0

#39
CAPACHOR

CAPACHOR
  • Baneado
  • 4 Mensajes:

cuantas muertes por parada cardiaca se firmaron por aquella epoca eh?
miticas las caidas por las escaleras

Si y comio setas envenenadas, se perdio en el campo, se fue a por tabaco y nunca mas lo vi, etc etc..
  • 0

#40
alexis

alexis

    El faro que nos ilumina

  • Baneado
  • 2742 Mensajes:
otra cuestion es la ley de fugas gran invento de esta gentuza
  • 0




-